Soy Guerra_S

Me gusta!!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Cooperantes y desestabilizadores


Si tratáramos de identificar qué o quién es el verdadero rival de la izquierda colombiana, podríamos pensar que es una tarea ardua, ya que algunos culpan de todos los males al sistema monetario, a la derecha, al imperio, al capital, a un gobierno específicamente o todas las anteriores, porque poseen una larga lista de posibles responsables de la miseria, el desgreño institucional o cualesquier entuerto y desaguisado. Aquel adversario imaginario a quien ellos llaman: Enemigo de los pueblos, por aquella bendita costumbre de elucubrar en colectivo, lenguaje inclusivo que hace de su enemigo el de una nación completa.

El buscar culpables hace parte del gran legado de sus ideólogos, políticos y columnistas porque en vez de trabajar por solucionar las dificultades que reprochan todo el tiempo, se les va la vida y el discurso en la búsqueda de culpables. Gran sofisma ese de olfatearlos en todos lados excepto en ellos mismos y es la razón de su eterna inconformidad pero podrían partir de la premisa equivocada…el enemigo podría no ser el Estado señores, sino la corrupción de algunos gobernantes de toda tendencia, incluso de izquierda; siendo así, lo que habría que combatir no es al Estado, sino las prácticas corruptas de algunos y para eso están tanto la justicia ordinaria como los entes de control, si hay algo que pueda hacer frente a esa corrupción es apoyar a los entes de control y cooperar con las autoridades en vez de oponerse o enfrentarse a ellas.

Pero realmente no es complicado encontrar al enemigo en su propio delirio, de ahí que despavoridos huyen y se ocultan sin que nadie les persiga, desvaríos con los que, a través de los medios, pretenden convencer a todo ciudadano incauto de que se les persigue y ultima sin razón, según ellos, todos quieren matarlos mientras solo buscan el bien común y de forma desinteresada, que son incomprendidos mártires de izquierda. Y para ejemplo de sus exóticas prácticas políticas tenemos que hacen escandalosas denuncias por violación a sus derechos ante organismos de ddhh y aún detentando el poder, se hacen a si mismos objeto de cacería como herramienta poderosa y recurrida.

Y esa es la característica que los identifica hasta cuando tienen el poder. En Suramérica, hasta los gobernantes de izquierda que en sus países movilizan a su favor grandes bloques ciudadanos en elecciones y referendos con su sola imagen y quién lo diría…se victimizan todo el tiempo y precisamente en sus propios países. Conocido es que repetidamente denuncian intentonas de magnicidio, de derrocamientos y de golpes de Estado, ampliando siempre el menú de conspiradores: Opositores, el “Imperio”, militares, medios de comunicación, estudiantes y la iglesia entre otros más. Señalamientos por doquier de hechos que sin pruebas alarman la opinión pública, enardecen militantes, y alertan organismos de inteligencia, imputaciones que no se materializan nunca y que por lo tanto también, constituirían falsos positivos de la escandalosa izquierda suramericana.

Exóticos Cooperantes…

Pero para lograr ser escuchados, tienen interesantes colaboradores. En su virulenta labor de “denuncia”, les acompañan muchas ong´s que son en realidad movimientos políticos, sufragadas por europeos, que no es de extrañar. Pero llegan al punto de lo insólito al recibir cooperación de “creyentes cristianos”: Grupos religiosos de aquella doctrina que desprecian, y que en realidad deberían llamarse activistas, mas no creyentes, porque en vez de predicar el evangelio de las Escrituras, se han convertido en grupúsculos útiles de la izquierda escandalosa e indirectamente del actuar de los terroristas, que dicho sea de paso, aborrecen el evangelio que los primeros dicen predicar.

Para algunos académicos y teólogos, cuando el profeta Isaías pregonó atender al huérfano y a la viuda, lo hizo desde un foro o conferencia internacional con recursos europeos y obviamente frente a los medios de comunicación, jamás desde el templo o el terreno y es por esto que lo “imitan” a conciencia. Al parecer Cristo no les mandó a algunos miembros de la Iglesia a predicar el evangelio sino a hacer incidencia política y en esto se ha convertido su trabajo social, es esto lo que ellos conocen como labor en terreno. Cualquiera que piense que la Iglesia de Cristo debería proteger a los más vulnerables, a los desvalidos buscando recursos del Estado y los particulares y generando proyectos productivos y de reconciliación, permítame decirle que está equivocado, la tarea de estos personajes es reclutar a todo inconforme para enfrentarlo a la autoridad, desdibujando la imagen de Cristo y su mensaje por recrearse en connivencia con aquellos que se levantan contra el Estado y sus instituciones.

Otros cooperantes, desestabilizadores sin igual, son algunos grupos de los llamados pueblos originarios que ilógicamente no han superado, ni superarán por ahora una conquista que sucedió hace más de 500 años, que afortunadamente los mestizos (de todo el mundo, raza y época) si pudimos superar. Si todos pensáramos igual, la sola Europa no se habría recuperado de tantas guerras y despojo que en su afán de conquista muchos pueblos ejercieron. Pero estos grupos nos han demostrado que aún se puede sufrir por eso.

Luego de quinientos años deberían avergonzarse que en todo este tiempo transcurrido, por concesión de la Constitución de 1991, de Colombia hablo, escasamente tienen representación en el Congreso y es más por ser circunscripción indígena o minoría étnica que por mérito político, preparación académica o ambición de raza que hayan conseguido lugares tan destacados en la sociedad.

Ahora pretenden desestabilizar el gobierno actual, que les resarzan por perder una guerra de hace más 500 años, que les entreguen la mayor cantidad de tierra posible porque fueron dueños hace 5 siglos, es eso legítimo? Si fuera por eso entonces no tendrían en realidad derecho alguno a tierras porque las perdieron en guerra y no pudieron recuperarlas, porque fueron otros quienes lucharon por la independencia de España y adquirieron esa propiedad hace doscientos años. O acaso qué culpa tiene el Estado colombiano que ellos jamás hayan intentado superar su status de miseria o que no hayan superado sicológicamente la conquista de hace quinientos años? Y digo más…si les entregaran media Colombia no progresarían, sus propias tierras dan cuenta de ello.

Ahora con la teoría de los pueblos originarios pretenden cooperar contra los que quieren destruir el Estado, pueblo originario que se ha negado al progreso, a trascender, excepto desestabilizando en Ecuador y Bolivia, como pretende desestabilizar en Colombia. De modo que sorprendentes imperios indígenas como el Azteca en México y el Inca en Perú, sus países o descendientes están dedicados al desarrollo de sus países, al libre comercio, mientras que los llamados pueblos originarios que poco o nada tenían en comparación con aquellos, pretenden retrotraer la historia 500 años para demostrar que el mundo debió detenerse y que Colón no debió zarpar de Palos.

domingo, 30 de noviembre de 2008

crisis suramericana

En medio del desplome financiero generado por la crisis inmobiliaria gringa, la mayoría de países ya adoptaron medidas pertinentes conforme a sus especiales casos de vulnerabilidad, sea inyectando capital a sus empresas emblemáticas o diversificando inversiones. Sin embargo muchas compañías han quebrado y otras despiden miles de empleados al tiempo que cae en picada el precio de sus acciones en bolsa. El horizonte es desalentador.

Y es precisamente por este clima de inestabilidad, que resulta sorprendente y grato ver cómo ésta situación realmente crítica, algunos países suramericanos las han tornado en coyunturas interesantes y se hacen atractivos y confiables depositarios del nervioso capital que en estos días huye del riesgo. Países como Chile, Colombia y Perú apostaron con expectativa de crecimiento y mucha tranquilidad a los tratados de libre comercio y acuerdos de cooperación bi y multilaterales con las grandes ligas del comercio mundial.

El caso Perú, por ejemplo, es impresionante. Su Presiente exhibe excelentes resultados de crecimiento un económico de 9% y fungió hace unos días como anfitrión de uno de los bloques regionales y comerciales más importantes del mundo, APEC, en su disertación en la cumbre definió la crisis como algo consumado, por lo que instó a asumir desde ya la postcrisis, siempre que la alteración de los mercados, se globalizó y absorbió, como acción directa de los medios de comunicación que la hizo extensiva a todos los países, por lo que sugirió mirar más allá y tomar medidas a mediano plazo.

Vemos así que para algunos, la escena actual más que desoladora resulta un espacio inquietante para probar otras opciones económicas y ocasión feliz para procurar el ingreso al club de países con economías emergentes, entendiendo éstos como aquellos que no han pensado disminuir su producción, sino seguir colonizando al mundo con productos y posicionarse como verdaderas marcas registradas, símbolos de calidad, persistencia y visión.

Pero no todo es tan fácil en este exótico ambiente suramericano, puesto otros han interpretado el escenario a la inversa: Apocalíptico. Pero acertarán? Habrá que verlo…En el eje de izquierda de Ecuador, Venezuela y Bolivia, los Jefes de Estado recibieron esta indeseable coyuntura con una diatriba contra los gringos como directos responsables, y antes de abordarla se apresuraron a profetizar el fin del capitalismo y la economía de mercado.

Asumir así la crisis financiera vuelve la perspectiva a futuro mucho más complicada, porque es un trance sin posibilidad de cambio, a menos que se adoptara en todo el quimérico socialismo del siglo XXI, cuyos misteriosos postulados no admiten la globalización del intercambio comercial, porque juzgan que aumenta la pobreza en nuestros países, pero que alienta la globalización del armamentismo con Irán, Rusia y China.

Al estar en desacuerdo con la economía de mercado, el Presidente Hugo Chávez grito a voz en cuello al inicio de la crisis que ésta ni rozaría Venezuela porque sus reservas en dólares eran mínimas, sus ingresos son petroleros y su estructura económica lo suficientemente sólida para soportar el efecto dominó que se origino en los Estados Unidos. Alardeó que la crisis no les afectaría en pleno septiembre y quien lo diría….en octubre lo aceptó públicamente ya en noviembre convocó al ALBA en Caracas, para pronunciarse acerca de la crisis que no los “afectó”.

Pero será cierto que no les afecta la crisis? Difícil de creer, y más cuando vemos cada día los líos de los socios suramericanos del ALBA. En Venezuela la baja del petróleo ha menguado los decibeles en el discurso de Hugo Chávez, quien desde Caracas exhortó la emisión de una moneda única en Latinoamérica para hacer contrapeso al dólar. Ecuador rehúsa pagar deuda externa a Brasil por motivos de ilegalidad, ilegitimidad y corrupción, (no comprobadas aún) pero el motivo velado podría ser una cesación de pagos, cosa que alerta sus demás acreedores e incluso a los otros deudores pobres de Brasil, porque eventualmente podrían acogerse a auditorias internacionales por la misma causa. Bolivia por su parte, no puede estar peor. Confunde soberanía con aislamiento comercial: Saca despavoridas a las firmas extranjeras de su territorio, pierde beneficios del ATPDEA, y la oportunidad de nuevos mercados en Europa por no querer negociar en bloque con la CAN, todo esto en medio de intrincados problemas políticos y de orden público, no vislumbran una solución a corto plazo.

De modo que en Suramérica coexisten dos posiciones para enfrentar la crisis: Mientras unos están interesados en revivir el glosario ochentero de la guerra fría y discutir si esta realidad es multipolar o no lo es, otros usan ésta crisis para posicionarse y lograr más acuerdos de cooperación, a fin de repartirse entre menos proveedores un mercado ansioso de consumir.

Y estos casos se dan en todos los ámbitos, como simple anécdota está el caso de John Paulson, inversionista audaz, que aprovecha los satanizados bonos subprime que ya no constituyen riesgo alguno sino una pérdida comprobada y por lo tanto están al más irrisorio precio del mercado, y como gestor de fondos Hedge, hará una interesante inversión. Paulson piensa que a raíz de la crisis hipotecaria, estos títulos están tan desprestigiados que cotizan a precio de oferta. De modo que todo aquel que ahorró podrá adquirir títulos muy baratos. Es una breve lección de que las crisis constituyen oportunidades para visionarios. Así pues, también me uno al coro de optimistas que ven en éste el mejor momento para entrar a competir, a ofertar, a solidificar monedas y armonizar de forma diferente los poderes.

domingo, 23 de noviembre de 2008

De la deuda interna colombiana


A los valientes:

Es causa de satisfacción para Colombia entera saber que existen hombres con singular destreza para la paz como para la guerra y que como humanos, temiendo todo se enfrentan con hombría y total entrega a defender nuestra patria y a nosotros.

El soldado colombiano ha sentido temor a la guerra, pero nunca conoció la cobardía en batalla. Y por eso, como ciudadana, ante los nacionales de los demás países, me hinche el orgullo de saberme protegida por hombres de verdaderos valor y honor.

O es que acaso hay en Latinoamérica otros militares que cada día enfrenten la muerte con tal nobleza? Dónde están? Que alguien los señale! Pero vaya si sabemos de la agonía de sus enemigos! De la angustia que corroe a sus adversarios y que al igual que roedores, no hayan lugar donde esconderse.

Inmutable y sagrado orgullo ha de sentir la madre del soldado que murió en el bombardeo a Raúl Reyes. Ofrendas de flores haya siempre en su tumba, porque la cubrió de gloria en esa histórica oportunidad.

Orgullosas las madres de los soldados que participaron en la Operación Jaque, la familia de aquel que (en desarrollo de la misma operación) ante los enemigos y víctima de vejámenes, se decía orgulloso miembro del glorioso ejército nacional colombiano. Las madres de los que cada día soportan el secuestro. Las madres de aquellos que han muerto en el honroso fragor de la batalla, sabiendo que por nuestra patria siempre será una victoria, en el cielo y en la guerra.

Al igual que aquellos que compraron con su sangre nuestra independencia de España, hoy ustedes nos permiten dormir tranquilos y espero que a pesar de nuestro silencio, jamás haya desánimo. Porque nunca será silencio de indiferencia sino de la costumbre a su desprendimiento y disciplina.

Que viva el inteligente y bravo Ejército de Colombia, sus soldados que están en erradicación de cultivos ilícitos, los que custodian las fronteras, los que cuidan infraestructura. Los que están en los pueblos apartados, haciendo presencia de la patria. A los que están en los ríos y los mares, los que patrullan el cielo, los que están bajo el calor y las inhóspitas condiciones de la selva o el llano.

Pero por sobre todo a aquellos que murieron y los que sufren el secuestro de infames terroristas, tengan fe, el ejército lucha por ustedes y no serán olvidados.

A los que están heridos en combate, a los que esta guerra mutiló, sepan que no cercenó su dignidad ni la nuestra y han acrecido nuestra extensa deuda para con ustedes.

Sepan todos que nuestra tranquilidad ha costado el precio de muchas vidas de valientes jóvenes de familia, que las dejaron para enfrentar la soledad, el miedo y la guerra, y eso jamás podrá ser materialmente recompensado.

Eternos deudores somos los colombianos ante la grandeza del ejército que Dios nos entregó. Su frío, hambre, soledad y temores, no hay forma de retribuirlo materialmente sino con la manifiesta gratitud que Colombia toda, ofrezca cada día en sus oraciones a los valientes del ejército nacional.

Que el Altísimo les proteja siempre.

Parasitismo suramericano

Es que si Bolívar resucitara en ésta época, moriría de ignominia al ver tanto vividor dilapidando el patrimonio Venezolano. Digo dilapidar, porque con él se patrocina el desmadre de América Latina y en diez años ha logrado discriminar entre la América chavista y la antichavista, incluso hasta lograr acuñar el término petrodólar como algo exótico de la cultura caribeña.

El erario venezolano se ha usado vilmente para trastocar la honrosa expresión ciudadana en algo tan vulgar como horda de protestantes que a piedra y palos hicieron sucumbir la Asamblea en Ecuador y pretenden lo mismo con el Congreso Boliviano, sin contar las recientes protestas violentas en Colombia. Toda esa injerencia de Hugo Chávez en el resto de Suramérica no se basa en su carisma o liderazgo, sino en el inagotable (?) Tesoro venezolano.

Lejos de la unión verdadera en búsqueda del bien común en América Latina y el Caribe, encontramos un forcejeo brutal por el poder geopolítico donde el más fuerte (entiéndase el de más gruesa chequera) busca arrasar con la voluntad del resto, que por puro oportunismo, prefieren la democracia de la izquierda parasitaria.

Para pertenecer a la América chavista se requiere un rito de iniciación: Chávez hace una jugosa apuesta a quien en lo sucesivo se convertirá en su deudor, así el agradecimiento del ganador no será al dueño del dinero, que obviamente es Venezuela, sino a su generoso administrador. Luego pasará el acreedor a cobrar su apuesta: En la forma de declaraciones anti-yanqui, que pueden o no incluir expulsión del embajador de Estados Unidos. Suscripción al ALBA o petrocaribe, nueva Constitución, donde se aplican soldadura líquida al solio presidencial.

Siguiendo el libreto, viene aprobación de esa Constitución mediante referendo donde amedrentan con asonadas a la oposición e instituciones. Delirio de persecución sugiriendo magnicidios y para culminar con broche de oro, una “inocua” visita a Rusia e Irán. Factor común: El dinero de Venezuela se ha utilizado en el continente para incentivar la guerra sucia.

Pero éste singular orden del día que empieza con la emisión de cheques del patrimonio venezolano, está en riesgo de tambalear a raíz de la baja en el precio del petróleo, cosa que supongo…tiene confuso a más de un “aliado” y sufriendo de insomnio al muy estratégico presidente Chávez que no contaba con la astucia del mercado.

Surge, pues, la duda: Cómo hará ahora Chávez para seguir financiando el conato de caos institucional en Colombia a través de la oposición? Es que la izquierda suramericana, amante eterna de sobrevivir con la solidaridad ajena, el alimento estatal y el aporte extranjero, no podrá continuar con la excelsa labor de confusión y hostilidades si bajan los ingresos venezolanos por cuenta del precio del petróleo.

Me encantaría escuchar la respuesta de una venezolana por adhesión mediática como Piedad Córdoba o aquellos que presionan el Congreso en Bolivia, quienes en delirium extremis harán vigilias y rogativas a Wall Street para que suba el precio del WTI y el Brent en las siguientes semanas. Me parece a mi que la izquierda parasitaria es un asunto de idiosincrasia latina, porque los rusos y chinos gozan de los dólares de Venezuela pero no porque los ruegan a Chávez, sino que los cobran en una transacción. De modo que este vergonzoso apetito es exclusiva virtud de nuestra indigna izquierda continental.

Pero será esto honrado? Que proyectos políticos en América estén financiados con limosnas de un extranjero? Inquieta pensar que nuestras democracias serán primero parasitarias de Venezuela y luego tributarias a Chávez. Es ruin que todo aquel oportunista que se unge socialista del siglo XXI (por si acaso no fueran la misma cosa) haga reverente antesala a Chávez por petrodólares, disfrutando aquella bonanza de la que no gozan sus legítimos dueños en los cordones de miseria de Caracas. Riqueza que no se ha invertido en hacer de Venezuela el país más desarrollado en infraestructura y tecnología de Suramérica. Y de todo esto, los venezolanos guardan estoico silencio.

El enemigo invencible del tirano

Es un gigante amorfo e incontenible y es: Una masa inquieta y educada que se expresa libremente en la red.

Antes, los tiranos estuvieron acostumbrados a un tipo de individuos diferentes, de ahí que usaban como soporte clave de su imperio la mejor arma de todos los tiempos: La ignorancia. Ya en estos tiempos la tiranía es insostenible, porque el progresivo acceso a la educación y a los medios de comunicación ha cambiado al ciudadano.

En países comunistas como China y Cuba, hay un control excesivo para poder castrar a su antojo la mente de los ciudadanos. En países como Venezuela, se ha tratado de contrarrestar este tipo de libre expresión promoviendo la autocensura y satanizando los medios. Pero aún así, Internet se ha convertido en el enemigo público sin contrincantes porque no tiene control.

Rinde frutos la censura? Obvio…puede utilizarse y de hecho es algo que tanto Vivanco como la SIP han condenado abierta e insistentemente en algunos países de Latinoamérica aunque resulte insuficiente. Pero curiosamente vemos que algunos presidentes que tratan de aplastar los medios independientes y sus opositores, están condenados al cruel suplicio de ser desdeñados por la gente de la cual se pretenden magnánimos benefactores, desdén que indefectiblemente es reflejado en encuestas y las urnas.

Como claro ejemplo de lo dicho, les invito a visitar una red social donde un sólo líder suramericano tiene más de 100 grupos de odio, en todos se percibe un profundo desprecio, pero no a su persona, creería yo, que contrario a lo que podría creerse, no es simple sentimiento de antipatía. Es rechazo a su forma de gobernar. Creo que si su jefe de relaciones públicas tomara atenta nota, mostraría más eficacia en el cargo.

Muchos se han referido a Facebook como instrumento de la CIA, cosa que no me atrevo a poner en duda, porque creo que muchos organismos lo usan para toda suerte de fines, pero tengo la certeza de que los grupos que encontramos, son creados con el exclusivo interés de distraer y expresar, entre otras, porque los millones de usuarios damos por sentado que tenemos demasiadas cosas en común, no sólo cotidianas, sino políticas, de modo que más que juego frívolo, trasciende a un entretenido fenómeno de agrupamiento.

Así, no sólo podemos agruparnos para jugar sino para cambiar cosas, como en la Marcha contra las FARC del 4 de Febrero en Colombia, cuya iniciativa surgió en una red social y se hizo realidad en todo el mundo, de la misma manera podemos transformar hasta las elecciones en nuestros países, porque una opinión política madura no es privilegio de académicos. Tenemos el deber moral de participar decididamente en los procesos que se gestan en Suramérica y es una seria invitación: A expresar para reformar, pues.

Pitidemocracias

Cada día amanece el mundo expectante, cada día están más llenos de monerías los medios, imagino a los europeos sentarse a ver la televisión o el pc, con mucho agrado para ver las monerías de Correa, Morales, Ortega y Chávez.

No es para menos. El espectro latinoamericano cada día muestra arrebatos de nacionalismo pasados de moda, sin contar expulsiones de empresas y personas, delirio antiyanqui, y sucesiones injustificadas de elecciones que desgastan el pueblo, el fisco y las instituciones y en medio de tanto desconcierto en Latinoamérica a los cuales sin duda se unirán Zelaya, Lugo y subrepticiamente Kirchner, me pregunto como ciudadana, qué piensan sus respectivos pueblos? Qué piensa Latinoamérica entera? Cierto es que los más de los analistas políticos, todos columnistas, destilan prudencia ante los gobernantes, y ante la tendencia dictatorial general, pero tenemos los ciudadanos ese deber? Tenemos el deber de transigir ante toda decisión en estoica actitud? No lo creo así.

Nosotros no somos catedráticos, ese es ejercicio propio de la academia, que para mostrarse objetiva y neutral, -por encima del bien y del mal- hacen fríos cálculos. Nosotros, el pueblo, somos más que eso: Somos los que elegimos, legitimamos y dejamos de elegir y de legitimar.
En nuestras democracias primamos nosotros, los electores. Somos más en número y como cuerpo, mayores en autoridad y dignidad. Legitimamos el poder de estas personas a conciencia, pero no para apoyar la arbitrariedad y el desprecio a los mismos miembros de nuestra sociedad. No debemos permitir que so pretexto del mandato, se use el patrimonio de nuestras repúblicas a servir delirios de revanchas personales cuando puede y debe ser utilizado en el desarrollo y la inversión social.
Oscura conducta tienen algunos de estos presidentes y es cultivar más y mejor las relaciones internacionales, que más allá de eso son estratégicas alianzas militares. Comprometiendo pueblos enteros, patrimonio estatal y poniendo en riesgo nuestra estabilidad en un futuro tan incierto y en decisiones cuya envergadura tal vez no conozcamos en esta generación.
No resulta acaso un absurdo que un presidente se vaya al medio oriente a realizar visitas cuando a la misma hora su pueblo se desangra y la integridad territorial se escinde? Ya han demostrado sus cifras que no son capaces de generar procesos productivos en sus tierras para reducir el desempleo y la pobreza, pero se procuran por todos los medios una nueva constitución que les otorga inmortalidad electoral.
Así las cosas, reitero mi pregunta: Qué piensan los ecuatorianos, venezolanos y latinoamericanos de esta situación? Pues en parte no hay duda de que tienen un apoyo mayoritario que se ha demostrado en las urnas, pero….apoyo para qué? Sí era reactivar la amenaza nuclear lo que querían los venezolanos? Sí era avalar la violencia iraní y Libia, lo que querían los cocaleros de Bolivia? Buscaban ambos una confrontación directa con Estados Unidos? Sí era el apoyo al terrorismo de las FARC lo que querían los ecuatorianos? O peor aún…intervencionismo flagrante de un presidente hermano en la política de los dos últimos? Tengo la certeza de que no es así.
Luego… Qué haremos ante esta nueva democracia de turba, amenaza y desmán? No quisiera pensar que hemos sido utilizados simplemente como el Juez que sin mediar conocimiento otorga la administración del tesoro a un dilapidador, eso nos hace responsables frente al futuro de nuestros países.

Presidentes y ciudadanía hemos confundido el ejercicio de la administración y mayordomía con el derecho de propiedad. Se han creído algunos en total dominio de nuestros destinos y bienes y lo peor es que como curiosamente no actúan sino están las cámaras presentes, hemos sido testigos y avalistas de su infundada soberbia.

Qué pasa Latinoamérica? Porque están quietos los movimientos estudiantiles? Por qué está callada la oposición? Donde está el respeto a los demás poderes dentro del Estado? Dónde el Parlamento? Dónde los Tribunales? Cómo se sentirá la voz de estos pueblos reclamando que sus gobernantes dejen de intervenir en conflictos ajenos y empiecen a gobernar con seriedad? Están invitados a hacerse respetar.

Ahora todos somos de Obama

El partido liberal debe estar rebosante de orgullo por la actuación de uno de sus miembros más ilustres: Piedad Córdoba. Su oposición es caricaturesca y dañina. Antes creí que la aversión de la Senadora era personal contra Uribe y su gobierno; ahora, con las abrumadoras evidencias que todos conocemos, tengo la certeza que es una seria enemiga del Estado Colombiano, al cual tacha de mafioso cada que olfatea un cámara de televisión.

Y es que Piedad Córdoba y otros opositores de la escena nacional tienen la convicción total que todas las instituciones, incluso hasta la misma prensa no sólo están permeadas sino dirigidas por la mafia; de modo que la única manera de “salvar la patria”, según la Senadora, es refundarla. No con la promoción de leyes en favor de los más pobres en educación, salud y dignificación del sector laboral. Sino curiosamente con base la admisión de terroristas como adalides de justicia social y amor por el pueblo, para lo cual se sobre exhibe en los medios difundiendo la “épica” de las Farc y si fuera posible su victimización para presionar la comunidad internacional, quienes a su vez deberían preguntarse por qué el mismo discurso no puede usarlo en Colombia…

Esta, infructuosa labor que inició con gestiones del mal llamado “Acuerdo Humanitario” y ahora a través del cruce de correspondencia (por fin de manera oficial y con su propio nombre) pretendía orear a las Farc de tanto desprestigio internacional y lo que en realidad terminó logrando fue realizar la pesadilla de los pro-Farc: Que los condensaran a voluntad con firma e identificación en una lista pública. Es decir, Piedad los sacó del Clóset.

Este camino adoptado por ella no es nuevo, hace un tiempo creyó que le iba a ser fructífero rodarse a Miraflores, pero no le fue nada bien ni a ella, ni a Chávez ni a las Farc, y presumiendo ahora que las nefastas encuestas en Venezuela se materializarán, como efecto de la crisis de la revolución, dejó de lado a Chávez. Luego trató de hacerse grata a los demócratas y aparte de torpedear el TLC, tampoco vio mayores resultados.

Ahora la táctica es deshacerse en elogios con Obama. Lo digo a propósito de la reunión que en breve sostendrán la Senadora, importantes ONG y asesores del Presidente electo de los Estados Unidos, en la que se tratará de violaciones a los ddhh en general y un punto de cardinal importancia será dedicado a los recientes falsos positivos. Es evidente que su pretensión es usufructuar la tragedia de las víctimas y sus familias para catapultarse políticamente, como en el aborrecible episodio de Ingrid Betancur, en el que manipuló la agonía de Yolanda Pulecio por todo medio imaginable en favor de los secuestradores pero que como todo lo de ella, salió mal.

Para orear a las Farc, necesita hacer un vínculo con Obama y para solicitar la audiencia, un pretexto que a los dos les sirva, y le llegó de perlas a Piedad: Su lucha por los derechos humanos, que no es sólo reciente sino incompleta, por que si la intención de Piedad Córdoba fuera realmente el trabajo por los derechos humanos, es claro que no sería partidaria de un régimen de terror como el de Hugo Chávez Frías, quien ha sido públicamente amonestado por HRW, CIDH, SIP y muchas organizaciones dentro y fuera de su país, y quien en estos últimos días dice sin ruborizarse que apresará a los opositores que ganen las elecciones. No son acaso estas, violaciones a los derechos humanos? Y las que hacen sus amigos de las Farc? Tal vez para ella sólo existen los últimos hechos de las FFMM, ventilados en Colombia.

Ddhh y Obama, le quedó de perlas a la Senadora, otro baño de popularidad gratis y es que oportunista que se respete anda haciendo gala de su naciente amor por Obama frente a los medios. Ahora lucha por los ddhh? Me encantaría que fuera retada a combatir por ellos en Colombia, pero también en Venezuela. Que no sería un regalo para ellos porque ha sido pagado con creces: Fue mucho el baño de popularidad que se dio con dinero venezolano y bastante ha disfrutado de la prosperidad de nuestros vecinos, que retribuya pues, hablando por ellos. Que comente también a los asesores de Obama de las constantes vejaciones que sufre el pueblo de Venezuela por cuenta de Chávez.

Pero como a la senadora de marras, poco le sale al derecho, podría resultarle fructífero al país, que la oposición, sonsaque a los asesores de Obama para que vean lo que ciertamente sucede en este país y dejen de creer en las fantasmagóricas historias que lleva la desolada oposición. Y qué tal que fueran convencidos de lo que realmente pasa en Colombia y les tocara aceptar argumentos en nuestro favor? Me parecería interesante un giro en ese sentido.