Soy Guerra_S

Me gusta!!

domingo, 23 de noviembre de 2008

Ahora todos somos de Obama

El partido liberal debe estar rebosante de orgullo por la actuación de uno de sus miembros más ilustres: Piedad Córdoba. Su oposición es caricaturesca y dañina. Antes creí que la aversión de la Senadora era personal contra Uribe y su gobierno; ahora, con las abrumadoras evidencias que todos conocemos, tengo la certeza que es una seria enemiga del Estado Colombiano, al cual tacha de mafioso cada que olfatea un cámara de televisión.

Y es que Piedad Córdoba y otros opositores de la escena nacional tienen la convicción total que todas las instituciones, incluso hasta la misma prensa no sólo están permeadas sino dirigidas por la mafia; de modo que la única manera de “salvar la patria”, según la Senadora, es refundarla. No con la promoción de leyes en favor de los más pobres en educación, salud y dignificación del sector laboral. Sino curiosamente con base la admisión de terroristas como adalides de justicia social y amor por el pueblo, para lo cual se sobre exhibe en los medios difundiendo la “épica” de las Farc y si fuera posible su victimización para presionar la comunidad internacional, quienes a su vez deberían preguntarse por qué el mismo discurso no puede usarlo en Colombia…

Esta, infructuosa labor que inició con gestiones del mal llamado “Acuerdo Humanitario” y ahora a través del cruce de correspondencia (por fin de manera oficial y con su propio nombre) pretendía orear a las Farc de tanto desprestigio internacional y lo que en realidad terminó logrando fue realizar la pesadilla de los pro-Farc: Que los condensaran a voluntad con firma e identificación en una lista pública. Es decir, Piedad los sacó del Clóset.

Este camino adoptado por ella no es nuevo, hace un tiempo creyó que le iba a ser fructífero rodarse a Miraflores, pero no le fue nada bien ni a ella, ni a Chávez ni a las Farc, y presumiendo ahora que las nefastas encuestas en Venezuela se materializarán, como efecto de la crisis de la revolución, dejó de lado a Chávez. Luego trató de hacerse grata a los demócratas y aparte de torpedear el TLC, tampoco vio mayores resultados.

Ahora la táctica es deshacerse en elogios con Obama. Lo digo a propósito de la reunión que en breve sostendrán la Senadora, importantes ONG y asesores del Presidente electo de los Estados Unidos, en la que se tratará de violaciones a los ddhh en general y un punto de cardinal importancia será dedicado a los recientes falsos positivos. Es evidente que su pretensión es usufructuar la tragedia de las víctimas y sus familias para catapultarse políticamente, como en el aborrecible episodio de Ingrid Betancur, en el que manipuló la agonía de Yolanda Pulecio por todo medio imaginable en favor de los secuestradores pero que como todo lo de ella, salió mal.

Para orear a las Farc, necesita hacer un vínculo con Obama y para solicitar la audiencia, un pretexto que a los dos les sirva, y le llegó de perlas a Piedad: Su lucha por los derechos humanos, que no es sólo reciente sino incompleta, por que si la intención de Piedad Córdoba fuera realmente el trabajo por los derechos humanos, es claro que no sería partidaria de un régimen de terror como el de Hugo Chávez Frías, quien ha sido públicamente amonestado por HRW, CIDH, SIP y muchas organizaciones dentro y fuera de su país, y quien en estos últimos días dice sin ruborizarse que apresará a los opositores que ganen las elecciones. No son acaso estas, violaciones a los derechos humanos? Y las que hacen sus amigos de las Farc? Tal vez para ella sólo existen los últimos hechos de las FFMM, ventilados en Colombia.

Ddhh y Obama, le quedó de perlas a la Senadora, otro baño de popularidad gratis y es que oportunista que se respete anda haciendo gala de su naciente amor por Obama frente a los medios. Ahora lucha por los ddhh? Me encantaría que fuera retada a combatir por ellos en Colombia, pero también en Venezuela. Que no sería un regalo para ellos porque ha sido pagado con creces: Fue mucho el baño de popularidad que se dio con dinero venezolano y bastante ha disfrutado de la prosperidad de nuestros vecinos, que retribuya pues, hablando por ellos. Que comente también a los asesores de Obama de las constantes vejaciones que sufre el pueblo de Venezuela por cuenta de Chávez.

Pero como a la senadora de marras, poco le sale al derecho, podría resultarle fructífero al país, que la oposición, sonsaque a los asesores de Obama para que vean lo que ciertamente sucede en este país y dejen de creer en las fantasmagóricas historias que lleva la desolada oposición. Y qué tal que fueran convencidos de lo que realmente pasa en Colombia y les tocara aceptar argumentos en nuestro favor? Me parecería interesante un giro en ese sentido.

No hay comentarios: