Soy Guerra_S

Me gusta!!

jueves, 17 de diciembre de 2009

Campolo y Uribe, escrito de Adviento.


Gracias Juan, por seducirme nuevamente con el Evangelio.

Agradable noticia que Tony Campolo (pastor gringo y ex-asesor espiritual del alto gobierno) viniera a Colombia por invitación de otro pastor influyente, llama la atención que se fije precisamente en el asunto de la reelección porque manifestó públicamente su consejo a Uribe para que declinara una tercera postulación y esta vez no sólo por el bien de la democracia colombiana sino porque se puede servir a la gente desde otros frentes.

Cabe anotar que el pastor Campolo es una persona influyente en el mundillo evangélico norteamericano y en las altas esferas políticas, ha sido consejero espiritual de Bush y Clinton, entre otros. Con una labor social significativa, creo que este ministro habla con la autoridad suficiente y comparte un mensaje benigno.

Muy sobrios mensaje y mensajero, pero siempre queda un pero y consiste en los asuntos del Estado. Uribe es estadista -no un religioso-, es político desde siempre, por lo que se le constituye en deber liderar su proyecto, una visión de Estado y de sociedad que varios millones de colombianos decidieron en su momento apoyar y que aún aprueban.

Ese ejercicio político desde luego se extiende a la pugna continua con sus rivales y si quisiéramos atender las palabras de Jesús, sería algo así como el Cesar cuyo rostro está acuñado en la moneda y a quien hay que entregarle lo que le pertenece: La República y sus cuestiones.
Traduciría eso que el margen de acción de Campolo es solamente la iglesia y el de Uribe la política? La verdad, no creería ser tan estricta la explicación de esa escena bíblica, pero sin duda el pasaje sugiere una división social del trabajo :) y así las cosas,
mala suerte para Campolo… porque aparte que Obama no lo llamó a la Casa Blanca como consejero de gobierno esta vez, tampoco creo que Uribe siga a pie juntillas su observación -sin dudar la pertinencia de sus palabras, su apreciación no es descabellada- porque indiscutiblemente la forma en que un político sirve a Dios o al diablo es en la política, no en la Iglesia y el sitio del ministro religioso para gloria de Dios o alegría del diablo es la Iglesia.

Dice el pastor que no es consejero de gobierno esta vez porque no le parece que sea buena idea perpetuarse en el puesto: “De Obama se ha mantenido al margen, porque cree que no es sano perpetuarse como el asesor de todos los presidentes de su país” (…) Pareciera que a quien menos le pareció es al mismo Obama, puesto que no lo escogió; no obstante, esta frase es una sapientísima “puya” pastoral que no se si vendrá de Dios o de los Santos (socios minoritarios de El Tiempo) quienes tienen el justo interés que Uribe no se lance por bien de JuanManuel.

Pregunta el periodista: “¿De qué hablará con Uribe? PC: De los buenos frutos que cosecharía si trabaja de la mano con las iglesias, con todas las confesiones, en iniciativas sociales. Eso sería mucho más económico y efectivo que los programas del mismo Gobierno, porque la Iglesia trabaja desde la fe y con voluntarios (que no cobran).” Qué odiosa y fuera del orden esta alusión a los voluntarios de toda organización, y creo que esto entre paréntesis ofende los altos valores de aquellos que buscando un mundo mejor, sirven a los demás.

Pregunta el periodista: “¿Qué piensa del Nóbel de Paz que recibió Obama? PC: “Fue bastante irónico que hace una semana enviara 35 mil tropas a Afganistán y, a la siguiente, le dan el Nóbel de la Paz. Creo que fue prematuro. Él representa una gran esperanza, pero aún le falta mucho por hacer. No creo que el armamentismo sea un mejor camino que la diplomacia” (…). Ya vemos por qué no es el consejero :)

Pregunta el periodista: “¿Qué le recomienda al presidente Uribe? PC: “Sé que es un hombre de fe. Le recomendaré que le preste atención a lo que Jesús haría en su lugar; que pueda verse a sí mismo más como un siervo de Jesús que como un servidor de la gente. No siempre se puede depender de la opinión pública, porque esta no siempre dice lo correcto; lo que dice Jesús, sí. En lugar de encuestas públicas, debe escuchar a Jesús en su corazón.”

Pregunta la blogger: Qué le hace pensar a usted, ministro, que Jesús está en contra de las encuestas o de la voluntad popular?

Ahora comparto de muy buena gana este excelente del Beato Guerrico de Igny: (hacia 1080-1157), abad cisterciense, para el Adviento.

"Convertirse siguiendo las llamadas de Juan Bautista que prepara el camino del Señor : Es un gozo para mí, hermanos, evocar con vosotros el camino del Señor... del cual Isaías hace un elogio tan bello: «Habrá... en la tierra árida y en el desierto, un camino y una vía... Esta vía será llamada Vía Sacra» (Is 35, 7-8) porque ella es la santificación de los pecadores y la salvación de los que están perdidos... «No pasará por ella el impío». Querido Isaías, ¿los que son impuros pasarán por otra vía? ¡Ah no! ¡Que todos vengan por esta vía y que en ella adelanten! Porque es sobretodo para los impuros que Cristo la ha trazado, ya que él «vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido» (Lc 19,10)... ¿Entonces, es que el impuro pasará por la Vía Sacra? ¡Dios no lo quiera! Por muy sucio que esté al pisarla, ya no lo será más cuando pase por ella, porque desde que habrá puesto en ella los pies, desaparecerá su suciedad. En efecto, la Vía Sacra está abierta al hombre impuro pues desde que ella lo acoge, lo purifica borrando todo el mal que ha cometido... No le deja pasar con su suciedad, porque es la «vía estrecha», y por decirlo de otra manera «el ojo de la aguja» (Mt 7,14; 19,24)... Si tú estás ya en el camino, no te alejes de él; de no ser, así el Señor te dejará errar en el «camino de tu propio corazón» (Is 57,17)... Si encuentras la via demasiado estrecha, considera el término al que te conduce... Pero si tu mirada no alcanza ver el término, fíate de Isaías, el vidente. Él, que a la vez distinguía entre la estrechez y el término de la vía, añadía: «Sobre este camino marcharán los liberados, los rescatados del Señor; llegarán a Sión con cantos de gozo. Una felicidad sin fin transfigurará su rostro. Tendrán alegía y gozo. Huirán dolores y gemidos » (35, 9-10)". De acuerdo al comentario ya todos los colombianos estamos listos para transitar por la Vía sacra, :)

*Campolo es profesor de sociología en varias universidades de Estados Unidos. Fundó la Asociación Evangélica para la Promoción de la Educación y ha ayudado a establecer escuelas y diversas universidades en varios países en desarrollo --Entrevista -en cursiva- tomada de
www.eltiempo.com

*Beato Guerrico de Igny: (hacia 1080-1157), abad cisterciense.

2 comentarios:

Ricardo Puentes Melo dijo...

Buen tema y buen escrito.. Este señor se equivoca al contraponer el ser un servidor de la gente, a ser servidor de Cristo.
Ser servidor de la gente no riñe con servir a Cristo. De hecho todo servidor de Cristo es -per se- un ministro (o servidor) de la gente.
Ojalá tu pregunta encontrara respuesta en este señor.

Juan Martín Gómez Echeverry dijo...

Desde aquí, desde la centro-izquierda como dice Marcela, donde hemos visto a Tony Campolo, Zig Ziglar, Oral Roberts, Pat Robertson, Roberta Combs, y a muchos otros usar el nombre de Dios para elegir a Bush hace 9 anos, debemos decir que los resultados han sido, no menos que catastróficos. En realidad, fueron los desilusionados evangélicos que le dieron momento a las encuestas de Obama sobre Clinton hace dos anos, con los resultados conocidos.
Pero hay que reconocer que la derecha religiosa en los EEUU, ha sido vocera de los pobres y desprotegidos, lo que en Colombia no sucede.
Resulta que en Colombia la ultraderecha esta definida por los que estan de acuerdo con todo lo que haga Uribe y su grupo de gobierno. Como los evangélicos americanos que soportaron a Bush para salir a perseguir a Osama y sus secuaces, sin pensar y sin planear. En Colombia, la derecha está definida por el deseo acérrimo de ver todos los guerrilleros muertos y ojalé picados en pedazos y dado a los cerdos, digeridos y cagados en algun estercolero de estrato 1.
No hay una conciencia social, para aceptar críticas o deficiencias al estilo de gobierno de Uribe, que dicho sea de paso ha sido el mejor gobierno de los últimos 150 anos.
Pero la derecha extrema, no piensa en los pobres, los semilleros de guerrilleros y delincuentes, son aquellos olviados por el sistema.
Campolo es ahora lider de la Carta Roja Cristiana y ha publicado un libro que se llama A Citizen's Guide to Faith and Politics (Regal Books, February 2008). UNA GUIA PARA LA FE Y LA POLITICA. Pero su política está basada en encontrar un isncretismo religioso y político de consenso, lo que para los apasionados colombianos es muy difícil, pues la Ultraderecha colombiana solo concibe un mundo sin mamertos!