Soy Guerra_S

Me gusta!!

martes, 16 de marzo de 2010

Las elecciones del 14-03-10 1/2





Una votación llamativa en cifras: Treinta millones de ciudadanos que constituimos el censo electoral colombiano a 2010 y votamos casi 14 millones, por poco un 50%, que supera lo proyectado en una elección al Congreso cuando las presidenciales son más apetecidas por todos.

Bueno es decir que en Colombia algo de abstencionismo es justificable por dificultades de orden público en algunas zonas y otros factores múltiples. Sin embargo respondimos, estuvimos a la altura del evento porque fuimos pacíficamente a cumplir el deber, así que un merecido aplauso para cada votante.

Primorosa jornada por su expectativa, el toque de misterio logró generar una perspicaz inquietud en los ciudadanos, socarronas sospechas e incluso sus propias y entretenidas anécdotas aún nos atan a los noticieros atentos a los resultados.

Y entre las condoricosas electorales: El Partido Verde sorprendió grata y refrescantemente. Es cortés reconocer que con la elección de Mockus, ese partido ya agitó las presidenciales de mayo. Como era de esperarse y para envidia de los opositores, la Seguridad Democrática descolló y desplazó nuevamente a las farc como protagonista de las noticias del domingo y el corolario de la disputa “Uribito”-Noemí (divertidísima) calentó la serena godería del país. Aunque nada de eso se compara con la actuación del honorable Registrador, cuyos desatinos, ebrio o no, brillaron con luz propia.

Muy chévere también, por ejemplo, que las Celebrities de la “red carpet” de vereda fueron pasadas por alto. Y por Dios, ni qué decir del candidato que tomó por sparring al humilde celador o la candidata a quien nadie le verá el trasero. Y todo para sana distracción de los mismos políticos, periodistas, televidentes, facebookianos y twitteros que aún no nos reponemos de este gratuito espectáculo nacional, claro, si puede llamarse gratuito un proceso que costó $277.000.000.000.oo. de los impuestos de todos. Con todas estas emociones, ya imagino la frustración de Piedad que ni con su sobreactuado drama de los secuestros ha podido distraer la concentración de los colombianos como los reportes de la Registraduría y las declaraciones de los protagonistas y eso ya es decir bastante.

El resto viene en la siguiente entrada del blog porque escribo muy largo, qué jartera, cierto? :) 

Las elecciones del 14-03-10 2/2










Ganadores? La democracia, como siempre, porque se mostró sólida con esos casi 14.000.000 de votantes. Perdedores? Pues, qué les digo...hubo para escoger, pero yo me referiré a una persona, a un partido y a una tendencia.

La persona? Para mí, Sergio Fajardo. Este candidato muy seguramente habría salido avante en la consulta del partido verde. El partido? El polo, catastróficamente. Estos como siempre se confiaron en las hordas de opinators que hay en la red mal-hablando del gobierno y en vez de hacer sana política y campaña, se dedicaron al descrédito ajeno y esa tarea no es fructífera en la contienda, porque con escándalos se arman tierreros pero no se forjan electores; es decir, asumieron su rol histórico con una brutalidad digna de asombro y ahí tienen el resultao. 


En esta situación, se encuentran varios de los otrora congresistas de esa colectividad que no alcanzaron el umbral y con ellos el partido continúa su lento declive y debilitamiento que reafirma: Ya Colombia eligió su propio camino.

Pero surge la duda por el PDA: Qué les pasó? por mencionar un Senador: Qué pasó con Dussan y sus huestes de Fecode? Qué fue de aquel que arengaba contra el Estado patrocinado con los sagrados dineros de la educación pública? Acaso no provienen esos dineros del mismo Estado? Pues, qué jugada les haría a los maestros? no lo se, pero le facturaron el domingo y de qué manera porque lo sacaron del Senado y de la presidencia del partido;  obvio que eso podríamos decirlo de otros candidatos de derecha que se quemaron en la misma contienda. Pero el caso de Dussan tiene el agravante de que Fecode y los demás sindicatos y varias organizaciones de izquierda son gobernadas desde su escritorio -aunque es ingenuo pensar que sólo el sindicato vota por él, es obvio que los padres de familia deben hacer su parte por encargo de los mismos maestros- así que los que se torcieron fueron muchos. Qué habrá pasado? Será que otros miembros de su partido se repartieron el "botín"? O peor, será indisciplina partidaria? O será que ya no le creen? O tal vez todas las anteriores? Ya cualquier hipótesis es tan válida como desconcertante.

Con respecto a la tendencia me temo que analistas y opositores entendieron este momento al revés y atrevidos al fin, pues, lo publicaron: Estos bribones académicos creen que todos los ciudadanos debemos tener criterio político (entendiendo por criterio político sus pueriles conspiraciones) y no señores, en elecciones el criterio es estrictamente electoral (hasta yo lo se J) y eso es sabiduría pura.

De su exquisito think tank, el bazar de los absurdos concluyeron que sin Uribe los uribistas no tendrían norte, lo que es perfectamente posible, pero olvidan que una cosa es un uribista y otra es un elector. El uribista opina mientras el elector decide y este domingo todos éramos electores. Los electores somos más y confiamos en la seguridad de lo conocido y que ya nos ha resultado. Un ejemplo de ello es la favorabilidad de la que goza Juan Manuel Santos más allá de cualquier falso positivo que le endilguen o prueben en contraste de la erradicación manual que hicimos de los senadores del pda por más bondades que prometan, no creen?

Los analistas viven acariciando sus propias elucubraciones y creen que sus conclusiones son las nuestras, por eso se equivocan gravemente cuando  piensan que los electores atendemos sus sugerencias y que por exhibir pergaminos y alardear de su perfil en las revistas, nosotros seremos infieles a algo tan arraigado como nuestro propio gusto, y no fíjense… somos eternamente esclavos de nuestra preferencia en cualquier sentido y ante ella nos postramos con humildad, orden y compromiso. Y así es en política, ese es su encanto.

Las elecciones, amigo despistado que lees esto, no son perfectas para tomar o corregir un rumbo, pero es el mecanismo más acertado. Ya Colombia se reiteró el mensaje y a las demás naciones: Su suerte está echada y partió serena al encuentro del destino asumido con orgullo. La victoria del uribismo es contundente de la mano del partido de la U, del conservatismo o de Cambio Radical, es un punto de no retorno.

Cada uno de nosotros que actuó coherentemente este domingo sienta orgullo por sostener con fuerza el timón, por mantener el rumbo para los hijos y la generación venidera. Gracias a cada votante que acudió a una urna el domingo porque atendió el llamado de la patria y le cumplió. Gracias a todos.