Soy Guerra_S

Me gusta!!

sábado, 8 de mayo de 2010

Y qué de Noemí?



El primero en las encuestas, La segunda vuelta y el Tercer Canal. Ese es el 1, 2, 3 de la política colombiana para estas elecciones. El tercero en las encuestas ya no existe en escena para los electores, porque ya se es verde o naranja, no quedó espacio para el azul. Imagino que el partido Conservador se frustra impotente porque creyó que ésta vez podría disputar la Presidencia desplegando el poderío decisor que lució en consultas y encuestas. Creyó que la gente les seguía porque sí y olvidó que la gente le estaba premiando la lealtad a un uribismo que es la real fuerza detrás de toda la gran coalición de gobierno. Eso no significa que el partido no pueda lanzarse por sí mismo; pero esta vez, tal vez, era un poco prematuro. Y créanme, esa misma lección les llegó igual a Vargas y al mismo Juan Manuel Santos al bajar en las encuestas cuando se desmarcaron de Uribe. Nada que hacer, amigos, sólo describo la realidad y es que sólo Uribe es el sempiterno indestronable. 

Hablo obviamente como ciudadana de a pie y veo una Noemí aturdida porque luego de ser la número 1 en la consulta del partido y la número dos en las encuestas luego del 14 de marzo, ahora es la tercera en intención de voto y con una triste tendencia a bajar, ya que a cada minuto se amplía el margen que la separa del segundo (a la fecha) que es Juan Manuel Santos. 

Sin duda uno de los motivos de ésta pesada atmósfera dentro del partido Conservador fue la falta de sabiduría en el manejo de la disputa Uribito-Sanín. Fue un trámite a las patadas, con total desconocimiento e irreflexiva parcialidad. Recordemos que aunque Sanín ganó la consulta ampliamente, Uribito tenía más de un millón de votos que le daban un lugar privilegiado dentro del espectro electoral y no se advirtió que en cualquier campaña ese milloncito de votos no sobran, entre otras, porque hablan de un respaldo genuino de la gente. 

Se mostró una arrogantia temprana y contaron con los votos de Arias como cheque en blanco, no siendo así. Craso segundo grave error de Pastrana. Y con esto ya él debería darse por enterado, porque pudo comprobar que su apellido no sella la victoria de nadie y que la contienda electoral tomó otro rumbo, uno que nadie imaginaba. 

Ahora Uribito, con ese apoyo de Pastrana (sin querer, queriendo -como todo lo de Pastrana-) entró a las grandes ligas en el partido: Quedó como un gentleman porque ofreció respetar la consulta y retirar la denuncia contra Sanín; Se convirtió en adalid de la conciliación partidaria y factor de unificación. Además, sacó su millón de votos (Lo cual no es nada despreciable), tiene también el favor de La U, sus  electores permanecen a su lado y puede contar con la venia de Santos si todo sucede a su favor en estas elecciones. 

Conclusión: Perdió el partido porque es altamente probable que la gente viendo el panorama, apostate con Mockus; perdió Noemí y ganó Uribito.  

Inconcebible que las directivas del partido Conservador que armaron el tierrero cósmico porque entendían una alianza con Santos como "entregarse a la U", ven impotentes como algunos desorientados seguidores de Noemí o quizás tal vez ella misma, se entregan de a poco al sin partido de Mockus. Era eso de esperarse? Jamás! En las pesadillas de los azules (Entre los que me cuento) es una especie de goda apostasía. Pero así pasa cuando las directivas no creen que guían u orientan las bases sino que las poseen o gobiernan. 

1 comentario:

Benjamin Disraeli dijo...

Hace unos días yo resumí lo mismo que tan claramente describe, en el blog con las siguientes palabras: Un Conservador verdadero como yo, de ninguna manera puede entender que el Partido Conservador Colombiano, esté hoy en manos del ex Presidente Andrés Pastrana y de la ex Embajadora Nohemí Sanín; personajes de la vida pública del país, que manejan ideas volátiles muy inestables según sus propias conveniencias y circunstancias políticas.
Pseudonym: Benjamin Disraeli

Y cuando uno se aleja de rcn y caracol y empieza a buscar otros medios, gracias a Dios existe internet, se encuentra la grata sorpresa, de que no somos ni autistas,ni marcianos, ni retrasados mentales y que muchas personas están pensando, sintiendo y sufriendo las mismas inquietudes...